(Asomándose por una esquina). – Mejor me quedo donde estoy... hasta que se le pase un poco el cabreo.

– ¿Quién se ha llevado mis bananas? ¡¿Quiéeen...?!

– Yo mmm desde ñam luego ñam, no. (Masticando banana)

Está despiezado y preparado para hacer animación esqueletal.